#InnovEm

20 Apr

Desperté esta mañana con intenciones de ver qué se cocía en InnovEm. Algunos compañeros me habían comentado que estarían por ahí, asistiendo a las charlas o presentando sus proyectos. La verdad es que, hasta hoy, no me había fijado en las ponencias que habían. En cuanto he visto que Sonia Fernandez-Vidal era una de las ponentes del día, no he dudado en conectar el streaming y empezar a escucharla. Recuerdo aún la primera vez que la vi en el INTO 2012. Me gusta mucho como habla esta mujer.

Su ponencia empezó nombrando 4 fases cíclicas por las que cualquier emprendedor pasa. Para poderse explicar mejor, o para que el público lo entendiera, ha hecho un paralelismo que ha consistido en comparar la creación de una empresa con aprender a conducir. Estas fases son: incompetencia inconsciente, incompetencia consciente, competencia consciente y competencia inconsciente.  Con el ejemplo de aprender a conducir quedó todo muy claro. En la última fase es donde, cuenta Sonia, se puede a empezar a hacer jazz lo que equivale a improvisar, hacer las cosas desde el inconsciente, sin pensar conscientemente.

Sonia siempre insiste en la importancia de los números, de las cifras, de las métricas. Considera que es muy importante saber analizarlos para poder planificar. Nos asegura que no planificar equivale a planificar el fallo. Existe, en algunas ocasiones, miedo a enfrentarse a los números y este miedo se excusa con la falacia de que “tanto número” puede limitar la creatividad. Sonia garantiza que, una vez los números estén claros, estos nos terminan llevando a la creatividad actuando como alarma si nos equivocamos. De ahí la importancia de llevar a cabo un buen análisis.

La actual crisis, como ya es costumbre, también ha tenido su momento. La ponente aconseja dejar de creer en antiguas creencias y abrazar el cambio. No volveremos al punto en que estábamos antes de la crisis. Ese momento ya no volverá. Por tanto, lo que hay que hacer es adaptarse y no rechazar los cambios. Hay que empezar a cuestionarlo todo, pues lo importante no es contestar a preguntas antiguas, sino saber formular preguntas nuevas.

Con relación al tema de adaptarse a los cambios, Sonia nos ha contado la historia de la canción United Breaks Guitars de Dave Carrol, quien tuvo la idea de quejarse del servicio recibido por parte de United Airlines a través de una canción. Él sí supo adaptarse.

Pero Sonia no es la única que me ha sorprendido hoy. Miquel Lladó no se ha quedado corto con sus consejos que han ido desde plantear porqué, en el ámbito personal, no decimos más “te quieros” hasta porqué no felicitamos a nuestros jefes cuando hacen algo bien.

Miquel Lladó ha empezado como un terremoto y ha resultado ser un ponente dinámico y sin parar, en ningún momento, el ritmo. Por lo que he podido leer en twitter, todo el mundo ha quedado más que satisfecho con su inyección de buen rollo. Y hay que decir que la charla era a las 16:00, justo después de comer lo que implica que algunos hubieran podido caer en la tentación de pegar una cabezadita. No fue el caso.

Se puede decir que ha sido el ponente más activo del día. Le ha tocado hablar de crecimiento, innovación y equipo y lo ha hecho, en todo momento, desde el punto de vista de las personas, que es lo que ante todo somos todos. Ha hablado de muchas cosas y ha definido muchos conceptos. Intentaré resumir algunos de ellos.

Su ponencia se ha estructurado en el listado de 5 factores para lograr el éxito empresarial. Trataré de recordar las cosas más importantes que se ha dicho de cada factor. Éstos son:

  • Autoconfianza.

Como él ha dicho: “¿Si no confías tu en ti mismo, quién va a confiar en ti? ¿Quién te va a contratar?”. Así, uno de los puntos clave para el éxito empresarial es confiar en uno mismo.

  • Conectar

Empresarios y trabajadores deben tener y mantener un diálogo. Deben conectar. Según Miquel Lladó, éstos deben comunicarse y, por qué no, deben felicitarse cuando salen bien las cosas. ¡Hay que celebrar!

  • Transmitir

Es importantísimo saber transmitir al equipo de trabajo cuál es la estrategia de la empresa. De hecho, una de las frases que más me ha gustado es la siguiente: “Es mejor que tu competencia se entere de tu estrategia que no que no se entere tu equipo”.

  • Liderar

Se ha hablado de la toma de decisiones y de la resolución de problemas. El ponente considera esencial la existencia de problemas, como por ejemplo, las quejas y reclamaciones de los clientes. ¡Las reclamaciones son buenas! ha exclamado con actitud positiva, pues nos dan la oportunidad de reaccionar y poner soluciones al problema.

  • Autocontrol de las preocupaciones

“Vale más un gramo de inspiración que un kilo de control” ha afirmado, dejando caer suavemente que a menudo se desperdician demasiados recursos en querer controlar. Los problemas deben tratarse uno a uno y sin estrés.

Y así fue como, desde casa, percibí el primer día de InnovEm. No faltaron buenos contenidos. No faltó música. No faltó buen humor. Y lo más importante, no faltaron sonrisas que, en estos tiempos que corren, no es fácil dar con ellas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *