Bella ciao, bella ciao…

2 May

Hoy se va una amiga. Hoy España pierde otro cerebro más que explotar. Se va una amiga con la que llevo 3 años compartiendo. Y la echaré de menos.

Esta mañana nos hemos despedido. “Llévame cerca del mar” me ha pedido ella. Y así lo he hecho. Una vez más, a orillas de la playa hemos hablado como si no ocurriera nada, como si el próximo fin de semana fuésemos a volver a quedar.

¿A cuántas ideas habremos intentado dar forma y materializarlas? A ninguna de las dos nos faltó ilusión e impulso. Sí nos faltó la oportunidad que permitiera que esas ideas llegasen a quién tenían que llegar. Aún así, no desistimos y ahora cada una por su lado, ella por el pacífico y yo por el atlántico, lo seguiremos intentando.

La crisis y las medidas que se están adoptando en este país, están obligando a muchos jóvenes a hacer las maletas y largarse a otro país, sin billete de vuelta. Y el Gobierno no hace nada para retenernos. Nos dejan ir.

Mi hermano ya se fue hace unos meses. Está realizando su doctorado en el extranjero con una beca española. Puede que la inversión que se está haciendo en él, no produzca un retorno para el país que, en este caso, emite la beca. No asegurar ni facilitar que los jóvenes más cualificados del país se queden y permanezcan en él, equivale a poner en peligro el futuro del mismo. España no ha sabido gestionar el talento local.

Mi amiga se va porque no encuentra quién la contrate, quién confíe en ella, quién la valore lo suficiente como para decidir no abandonarlo todo para ir en busca de una vida mejor. Mi amiga se va y lo hace porque no puede pagar el precio de la gasolina que hoy, en Baleares, se vende más cara que en toda España. Mi amiga se va porque este país ya no le garantiza los derechos con los que ella creció y no está dispuesta a vivir en las condiciones que el Gobierno está imponiendo. Hoy me toca decirle adiós a ella. Me temo que, pronto, me lo tendrán que decir a mi.

Ahora sí podemos decir bien alto que España se rompe:  se rompen relaciones con otros países, famílias españolas (y no tan españolas) se ven obligadas a separarse, se destruyen los derechos sociales y se interrumpen vidas inocentes. El mayor castigo para el país es la huída de estos jóvenes, es la fuga de estos cerebros.

No se me dan bien las despedidas asi que, desde aquí, te digo Bella ciao y que tengas mucha suerte en tu nueva aventura. Nos vemos en Chile.

Foto: Abalorios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *