Al loro!

12 Mar

El día 25 de este mes, además de que un buén amigo cumplirá años, hará un año que tengo dominio propio gracias a la iniciativa del Gobierno que decidió subvencionar un hosting y regalar un dominio a cada español menor de 30 años que así lo desease.

A día de hoy me llegan ya varios mails sugiriéndome la renovación de dicho dominio. Uno de esos mails me llegaba a fecha de 11 de febrero. Me lo enviaba ACENS, quien me facilitaba los pasos para realizar la renovación. Incauta de mi, decido seguir las instrucciones y pagar la cantidad que me exigen. Desde ese momento me quedo tranquila pensando que se renovará automáticamente, ya que me mandan la factura afirmándome que el pago ha sido procesado con éxito.

Hoy recibo otro mail de Red.es en el que me comunican que tengo “x” días para pagar la cuota de renovación del dominio. ¿WTF?, pensé yo. Así que me comunico con ACENS quién me afirma que mi dominio ya no es gestionado por ellos. Aún así, ACENS, acepta mi dinero, que no les pertenece, sin previo aviso de las novedades y me permite acceso a su panel de control dónde consta una factura de que yo realicé dicho pago. Mantengo una conversación vía mail con el soporte de dicha empresa y, hasta el quinto mail, no me dicen que mi dominio ha pasado a ser gestionado por es-nic. Supuestamente es ahí donde tenía que haber realizado el pago, pero nadie se encargó de comunicármelo. Con todo esto, es-nic me propone ponerme en contacto con ACENS para que me “arregle” lo del pago… Acto seguido les exijo (a ACENS) que me devuelvan el dinero o bién que sean ellos los que hagan el traspaso a quién sea que me gestione el dominio. Su respuesta es que les mande mi número de cuenta, cosa que no acostumbro a hacer gracias a la paranoia que me han inculcado ya, y que me ingresarán la cantidad que yo pague. Sería lo mínimo, ya que se ve que no pueden encargarse ellos de transferir los datos a es-nic.

Así que, esta mañana, fui al banco a retroceder el pago que hice, vía tarjeta, el 25 de febrero. Espero ahora la respuesta de que me acepten el retroceso, una vez he alegado mis motivos. De paso, aproveché la ocasión de hacerme una tarjeta on line para mis pagos por internet.

Supongo que me ha tocado pagar la novatada de no estar “al loro” con estas cositas. Lo que más me molesta, obviamente, es que, si no llego a decir nada, ACENS se hubiera quedado con mi dinero sin más. Saben decir que no me renuevan el dominio pero les ha costado explicarme por qué. Y más les ha costado ofrecerme la opción de que me devuelvan MI dinero. No sé hasta que punto es normal esto, pues es la primera vez que trato estos temas, y ya os digo que no me ha sentado nada bién.

Foto: FotoChesKa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *