Mi 2011

24 Dec

Cada año, intento hacer un post que resuma lo que  ha sucedido a mi alrededor durante esos 365 días que dura el año. Y cada vez, termino desistiendo porque no encuentro el momento ni las palabras adecuadas. No es fácil juntar en un solo post todo lo que ha pasado, mis triunfos y mis fracasos unidos a los grandes titulares que, de alguna manera, siempre marcan mis experiencias.

No empezó bien el año. Alguien se fue sin avisar y tempranamente. Costó arrancar y decidir querer seguir adelante. Pero hay que seguir, no queda otra.

El 2011, para mi y a pesar de la situación crítica que ha vivido y vive nuestro país, ha estado lleno de pequeñas oportunidades que no he dejado pasar.

Terminé el Máster en Dirección y Planificación del Turismo, en la UIB, y opté por realizar las prácticas del mismo en Fundació GADESO. Allí pude desarrollar lo que sería mi Proyecto Final de Máster, con la ayuda de todo el equipo de esta fundación. Mi empeño en querer llevar a cabo un estudio referente a cómo afecta el turismo a los jóvenes mallorquines y a su educación tuvo sus frutos. Por una parte, tuve la suerte de acertar con el tutor que elegí, el Dr. Miquel Seguí Llinàs, quien me ayudó a dar forma a mi trabajo y me animó a no tirar la toalla en momentos difíciles. Por otra parte, conseguí lo que me propuse y cumplí las metas que había establecido.

Una vez defendido el proyecto y haber aprobado con buena nota, llegó el verano y empecé a buscar trabajo de forma, cada vez, más insistente. Salieron algunas oportunidades que no fueron más allá. Ahí se quedaron.

Pasado el verano, me interesé en otro posgrado especializado en la transferencia del conocimiento. Así que me inscribí, me llamaron, me entrevistaron y me aceptaron en el programa. Empecé a principios de octubre. Nuevamente me introduje en las aulas a aprender más y, en este caso, también a desaprender.

Mientras realizaba el programa de Promotores Tecnológicos, encontré trabajo. Un trabajo alejado de lo que más me inquietaba en esos momentos pero, al fín y al cabo, era trabajo. Actualmente, sigo trabajando ahí, junto a jóvenes y adolescentes capaces de, cada día, darme una lección distinta.

Terminado el programa de Promotores Tecnológicos, tuve la oportunidad de acercarme a algunas empresas del Parc BIT. Una de ellas, de alguna manera, se fijó en mi y empecé a trabajar y a colaborar con ellos. Actualmente, sigo trabajando también en el Parc BIT, lo que me convierte en una pluriempleada satisfecha con lo que está haciendo. Reconozco que me encanta el ambiente del parque tecnológico que tenemos en Palma (de Mallorca), que está lleno de oportunidades y que es ahí donde me gustaría trabajar o incubar en un futuro no muy lejano. No me quiero alejar de este mundo porque me apasiona.

Recién están llegando las fiestas de Navidad e irremediablemente sigo pensando en los que ya no están y en los que no están pero podrían estar. A los que sí estáis aquí, lejos o cerca, pero conmigo os deseo unas felices fiestas ya sean religiosas, ateas o agnósticas. Al fin y al cabo, son fiestas (impuestas o no) y son motivo para estar todos, de nuevo, juntos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *