De perros y humanos

18 Jan

Hoy me pasé largo rato observando la gente pasear. Y es curioso. Me fijé que muchos de los que pasean llevan de la mano una correa. Un perro. Y yo me pregunto: Si un perro pasa mucho tiempo con su amo, ¿Acaba siendo como él? Mi conclusión es que sí. Los perros andan como su amo. Al mismo ritmo. A la misma velocidad. Y a menudo es proporcionalmente igual de grande que el amo. Que curioso. No imagino aún cómo sería mi perro si lo tuviera…Me pregunto si pasará lo mismo con las personas. Posiblemente, no? Menos mal que sigo con mi anárquico pensamiento de que “yo no tengo amo”. Pero igual puedo asemejarme a los que me rodean. Aunque sinceramente, espero no contagiarme mucho. Pues ultimamente la estupidez me rodea. Miedo me dá.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *