AbhäNgiGkeiT

28 Nov

Si de mi dependiera, no dependería de nadie. ¿De qué depende la dependencia? La dependencia puede tener varios puntos de vista. También varios significados. Depender de los demás puede llegar a ser agobiante. ¿Hasta qué punto es necesario dar explicaciones? A veces actuamos sin pensar. No todo puede ser premeditado. No siempre debemos cuestionar lo que se hace. A veces, solo hay que aceptar, respetar y dejar que cada uno siga su camino. Dejar que uno experimente. Después de todo, la vida nos pertenece. No estamos en deuda con nadie. Por algo, nacemos libres. Crecemos. Nos formamos y nos hacemos personas. Distintas unos de otros. Cada decisión marca nuestro camino. Nuestro carácter. Pero existen vínculos en nosotros. Personas. Seres. A veces no hacemos cosas por miedo a los demás. Y yo soy experta en eso. Temo al que dirán. Aunque de cada día menos. Temo a decepcionar a los que me quieran. Cuando la mejor manera de no decepcionar supongo que es actuar por uno mismo de forma correcta. ¿Cuál es esa forma correcta? La vida no está escrita. La escribimos nosotros. Y yo quiero escribir la mía. Con mi letra y puño. Con mi ortografía y caligrafía. Con mis errores ortográficos. Con mis correcciones. Y quiero dejarla firmada. No me gustan los anónimos.

One thought on “AbhäNgiGkeiT

  1. afortunada mil veces.

    mis errores me poseen,
    no me pertenecen.
    me pasa igual con los sueños.

    firmado: anónimo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *